lunes, 13 de septiembre de 2010

Cine: Resident Evil Ultratumba (3D)



Hoy he ido, con mi novia y con mi amigo Volty al cine a ver Resident Evil Ultratumba, en 3D.

Para empezar, he de deciros que tengáis cuidado con las gafas 3D y estéis atentos para que no os pase lo mismo que a Volty, ya que hasta mediados de la película no se llegó a dar cuenta de que las gafas no funcionaban (él y sus cosas...).

Sinceramente, la película es bastante resultona y combina muy bien la acción con la masacre zombie, aunque se hecha en falta esos zombies lentos y estúpidos que tanto me gustan. Los zombies, como todo en esta vida, están evolucionando (y no me gusta).

El aspecto que más me ha llamado la atención es la estupenda caracterización de Wesker y el Majini Verdugo, que es lo más bruto que he visto últimamente, aunque no le llega a la suela de los zapatos a Chuck Norris, por supuesto.

Resumiendo, que está totalmente recomendada si eres fan, fan, súper fan (como diría el magnífico Jandro) de la saga. Por cierto, no me han dejado llevarme las gafas 3D, con la ilusión que me hacía ver Cateto a babor en tres dimensiones... Joróbate Flanders. Joróbate Flanders. Joróbate Flanders. Joróbate Flanders.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Hoy me apetece... (I)

...actualizar con un poema. Para esta ocasión he elegido uno de Ángel González:

(mira lo bien que se coloca para la foto)


Dato Biográfico

Cuando estoy en Madrid,
las cucarachas de mi casa protestan porque leo por las noches.
La luz no las anima a salir de sus escondrijos,
y pierden de ese modo la oportunidad de pasearse por mi dormitorio,
lugar hacia el que
-por oscuras razones-,
se sienten irresistiblemente atraídas.
Ahora hablan de presentar un escrito de queja al presidente de la república,
y yo me pregunto:
¿en qué país se creerán que viven?;
estas cucarachas no leen los periódicos.

Lo que a ellas les gusta es que yo me emborrache
y baile tangos hasta la madrugada,
para así practicar sin riesgo alguno
su merodeo incesante y sin sentido, a ciegas
por las anchas baldosas de mi alcoba.

A veces las complazco,
no porque tenga en cuenta sus deseos,
sino porque me siento irresistiblemente atraído,
por oscuras razones,
hacia ciertos lugares muy mal iluminados
en los que me demoro sin plan preconcebido
hasta que el sol naciente anuncia un nuevo día.

Ya de regreso en casa,
cuando me cruzo por el pasillo con sus pequeños cuerpos que se evaden
con torpeza y con miedo
hacia las grietas sombrías donde moran,
les deseo buenas noches a destiempo
-pero de corazón, sinceramente-,
reconociendo en mí su incertidumbre,
su inoportunidad,
su fotofobia,
y otras muchas tendencias y actitudes
que -lamento decirlo-
hablan poco a favor de esos ortópteros.

Ángel González


Creo que no hay ninguna errata. En el caso de haber una, premiaré con un beso en la frente al primero que me lo diga. Para poder disfrutar aún más de este poema, aquí os dejo el link para escucharlo de la voz del mismísimo Ángel González. It's marvelous!

Link: Poema leído por Ángel González

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Fobias curiosas (o surrealistas)


No sé si estáis familiarizados con el universo de las fobias. Hay fobias prácticamente para todo: insectos, espejos, libros (la mayoría de los canis tienen esta fobia), etc. Hoy vamos a ver unas cuantas fobias curiosas que me han llamado bastante la atención.

Sé que en el mundo hay gente para todo, pero nunca me habría imaginado que alguien tuviese geniofobia, miedo a las barbas, o siderophobia, miedo a las estrellas. ¿Qué va a hacerte una estrella? ¿Y una barba? Una de mis fobias favoritas es la Arachibutyrophobia, miedo a la mantequilla de cacahuete que se pega en el paladar, pero lo peor de todo es que en parte la sufro, porque soy intolerante a este producto.

Una fobia que tiene nuestro ex-presidente Aznar es siniestrofobia o, lo que es lo mismo, miedo a las cosas izquierdas. La hemofobia creo que es una de las más chungas, ya que significa que tienes miedo a la sangre, por lo que, al tener miedo, ésta correra de forma más rápida por tu cuerpo, lo que aumentará tu miedo, llegando a entrar en un círculo vicioso, en una espiral sin salida.

Hablando de círculo, ¿habéis visto el cuarto significado de la palabra círculo que nos ofrece la Real Academia de la Lengua Española? Si no lo habéis visto estáis tardando. Eso es economía del lenguaje, sí señor :). Click aquí

Volviendo a las fobias, entiendo que alguien puede tener entomofobia, miedo a los insectos, o musofobia, miedo a los ratones. Lo que no entiendo es la genufobia, miedo a las rodillas, ni la gymnofobia, miedo a los desnudos. Aquel que padezca cualquiera de estas dos últimas fobias tiene que pasarlo tela de mal en cualquier playa nudista.

También tengo que admitir que conozco a mucha gente con ideofobia, miedo a las ideas, pero a nadie con hippopotomonstrosesquippedaliofobia, miedo a las palabras largas, porque de padecerlo le daría miedo hasta decirlo.

La methyphobia, miedo al alcohol, es algo que no acostumbro a ver por estos lares, mientras que la socerafobia, miedo a los suegros, es de lo más común en los seres humanos que conozco (al menos al principio de la relación).

En definitiva, es mejor decir que tienes panofobia, que no es miedo al pan (aunque si eres de la zona sur de Jerez sí le tendrás miedo al pan...), sino a todo, y así te quitas de la cabeza tanto nombre y tanta tontería. Señores, a ver si salimos más y descubrimos un poco más de mundo, que la kainofobia, miedo a lo nuevo, es algo que deberíamos erradicar del ser humano (siempre y cuando lo nuevo no sea dañino).

Eso es todo por hoy, otro día volveré a publicar fobias curiosas :)