martes, 10 de agosto de 2010

Segundo fin de semana en Dublín

Siento no haber actualizado antes, pero desde el jueves pasado hemos estado haciendo excursiones y no hemos parado, por lo que al llegar a la residencia estábamos más que cansados. De esta forma, podré subir más fotos y hablaros de más cosas.

Ya hemos estado en el Trinity College, pero no lo hemos visto entero todavía. La verdad es que me ha sorprendido mucho, no creí que fuese a ser tan grande. Dentro hay campos de rugby y de criquet. Mientras estuvimos allí, nos sentamos en un banco y vimos cómo jugaban al criquet. Había una bandera española, por lo que suponemos que estaría jugando un equipo español.






El sábado y el domingo decidimos gastar el ticket del autobús que nos dieron en la academia. El autobús hace un tour entero por los sitios más emblemáticos de la ciudad y, además, te explica (en inglés, aunque puedes ponerte los auriculares y seleccionar el dioma que quieras) por donde pasa.

El sábado fuimos a "El museo de arte moderno", cosa que os recomiendo fervientemente que no hagáis, a "Christ Church" y a "Phoenix park".

La iglesia de "Christ Church" cuesta 6 euros la entrada adulta y 3 con carné de estudiante, para vuestra información. El sitio es interesante. Incluso puede visitarse la cripta, que es una de las mayores de Europa.





En "Phoenix park" llegamos a ver el monumento Wellington, un trozo más de parque y, por último, un estanque con patos y cisnes. Aquí estuvimos poco tiempo porque nada más bajar del autobús empezó a caer un chaparrón y terminamos empapados.


El domingo, confiados de que el horario no cambiaba, decidimos levantarnos sobre las 9 a.m., desayunar e irnos para el autobús. La sorpresa llegó al bajarnos en la parada del museo, ya que el horario de domingo era 12:00-17:00, por lo que al final nos volvimos a montar al autobús, no sin entrar en Merrion Square y ver la estatua de Oscar Wilde. Para hacer tiempo, fuimos al centro comercial de "St Stephen's Green" y visitamos algunas tiendas.

Cuando vimos oportuno, fuimos a comer a la residencia y pusimos rumbo al destino favorito de la mayoría de los visitantes de Dublín: "Guinness Storehouse". Las vistas desde el Gravity Bar son increíbles, y, aunque no es ni mucho menos mi cerveza favorita, me la bebí más que agusto mirando por la cristalera. Además, tenemos un diploma de tirador de Guinness, pero no sé si servirá para ponerlo en el currículum. Después de beberme tres pintas de Guinness (amorticé el precio de la entrada) nos fuimos para la residencia a descansar.

Y poco más, el resto de días hemos estado de compras o dando vueltas por las calles dublinesas, para conocer un poco más el lugar. Ya estamos en la segunda semana, por lo que debemos aprovechar al máximo todo el tiempo.


Un saludo a todos y gracias por leerme :).

3 comentarios:

Anónimo dijo...

bueno bueno ya era hora por fin volvemos a leer,muy bonito la verdad las cosas que nos estais enseñando en estas ultimas fotografias, vaya tela con el chaparron mira que sabeis q alli cuando menos te lo esperas cae un caparron no estabais preparado aiss.....eso si aprobechar el tiempo que os queda al maximo, hoy os vi por web cam y estabais estupendamente muy guapos los dos jejejeje, chicos disfrutar que solo os quedan 11 dias... venga se os hecha muchos de menos niños besitos de parte de todos ....cuidaros mucho mucho mucho...
PD: lulu a su bola y no se aguanta ni ella misma..

Bule dijo...

Siempre es bueno tener diplomitas de lo que sea, aunque espero que no se refiera a tirarla al suelo o al desagüe; que aunque no se tu favorita uno hace siempre un "podé" o se la pasas a Sara que a Ella le mola más, pero no la tires "malage".

Bule_

Anónimo dijo...

jojojojojojojojojo.

Pero que guapxs que estais hijxs mixs.
Ayer estuve por vuestro pueblo natal con mi primo er ale en un antro llamado British Buda con un rastaman y un duo jerezano de cante rumberopop.

¿Cuándo Vuelveis?

Abraham abrahím, no bebas más cervezaaaaaaaa.

Un besito de parte de jesú de cadi.