domingo, 1 de agosto de 2010

Primer contacto con Dublín (31-07-2010)

El vuelo ha sido más largo de lo que esperaba (unas dos horas y media), aunque también es verdad que al llegar había que retrasar una hora, por lo que al final llegamos antes de lo previsto. Una vez recogidas las maletas y enseñado el DNI unas trescientas ochenta y dos veces, salimos en busca de un autobús que nos acercase a O'Connell street. Por el módico precio de dos euros y veinte céntimos, un autobús de línea nos dejó en la calle antes nombrada, por lo que lo recomiendo a los viajantes, ya que el autobús especial que va directamente a la estación de autobuses de Dublín cuesta seis euros y además te deja más lejos. Eso sí, para el autobús de línea debéis tener preparado el dinero justo, porque no da cambio.

Ya en O'connell la hambruna empezó a invadirnos, por lo que decidimos acercarnos a nuestra residencia, que está a tres minutos de la calle principal, y dejar las maletas para poder andar libremente por el centro de Dublín. Después de dejar las maletas y enterarnos de que en el albergue hay toque de queda a las diez de la noche, nos tiramos a la calle a conocer un trozo más del mundo.

Al final, entre que es más barato y que es lo más rápido, pues ya el hambre apremiaba, decidimos ir al Burger King, que donde por cuatro euros comimos un menú que, por cierto, fue bastante de mi agrado, ya que la Sweet Chilli Chicken no la había probado nunca y resulta que está muy buena, aunque después de el tercer bocado se empieza a notar bastante el picante.

Después de la comida, que fue bastante tarde, dimos una vuelta por O'connell y sus callejuelas. Entramos en un Carrolls, donde Sara se probó una diadema la mar de mona, y yo un gorro que, todo hay que decirlo, no me entraba en la cabeza. Estos irlandeses hacen los gorros demasiado pequeños :).



Después de dar vueltas y vueltas por más tiendas, decidimos entrar en el Penneys, que no es más que el Primark, aunque, eso sí, me sorprendió bastante que dentro de la misma tienda de ropa hubiese desde una nevera con refrescos hasta una máquina para hacer fotos instantáneas. En el Penneys, como no vi nada de mi gusto, me compré una botella de Nesteá red fruits (frutos rojos), que nunca había visto, aunque yo voto por que lo comercialicen en España, porque es refrescante a la par que exquisito.


Los cereales Lucky Charms no he conseguido verlos por ningún sitio, cosa que me entristece y me aflige considerablemente. Dr.Pepper sí que he encontrado, y zumo Oasis. Lo raro es que no hemos visto ni un Tesco, ni Lidl, ni Aldi...

Por la noche fuimos a cenar pizza a un sitio donde por cuatro euros te ponen un trozo de pizza y un refresco. La primera es de piña y jamon york y la segunda de hot&spicy, es decir, picante.




El tiempo aquí es una locura. Me lo habían comentado pero no me lo esperaba de esta forma. Debe ser duro trabajar de meteorólogo en Dublín. Y como dato final y curioso, queda decir que en el aeropuerto nos encontramos con Kike, un amigo de Alberto, y hemos estado con él comiendo y dando una vuelta.

Bueno, mañana más (o al menos eso espero).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

pero que guapos estais ... la Sarita con su diadema esta sembra y el Abraham con el gorrito jajajajaja bueno esperamos mas comentarios y fotografias..... que lo paseis genial y disfruteis muchisimo que esto no pasa todo los dias.... y aver que tienda encontrais para comprar, cuidaros muchos besossss.....
PD: LULU DANDO EL COÑAZO COMO SIEMPRE PERO ESTA MUY GRACIOSAAAA

María dijo...

Nos alegramos que esteis muy bien por tierras dublinesas, todos hemos leido vuestras hazañas del primer dia. y nos han hecho mucha gracia, sobre todo las fotos en el carrols.
Ah dice your brother that the burger is JONNHY ROCKET, more or less, it is in O´Connel street.
Your mother say that today they have been in Sanlucar's beach, they have eaten "pescaito frito" and they have bought a lot of sweets, vamos una caja de 24 dulces......
Besitos de tu padre, madre, hermano y mios!!!!
Pasadlo bien y tened mucho cuidatito